“Estimadas hermanas, quiero manifestar mi agradecimiento a la hermana Sor Isabel del Amor misericordioso por el favor obtenido: mi hermana y mi cuñado vivían en Tarrasa. Era ilusión de toda la familia que se vinieran a vivir a Alicante, pues ambos están delicados de salud. De esta manera los tenemos más cerca para ayudarles. Gracias”.

Rosa María.
9 de enero de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Por fin me decido a dar las gracias muy bien merecidas a la madre Mª Isabel del Amor Misericordioso.

Por casualidad vi que en la habitación de mi hija había una estampa de la M. Mª Isabel y un librito; en esos días yo estaba muy preocupada por un problema que tenía mi hija y con gran devoción le pedí a la M. Mª Isabel que me ayudara y le hiciera ver a mi hija que viera lo equivocada que estaba. Y sucedió el milagro de podérselo demostrar.

Desde entonces son muchos los momentos que con gran devoción me ayuda la M. Mª Isabel.

Con mis padres enfermos le pedí mucho que no padecieran, que se los llevara sin darnos cuenta, y así fue con otros familiares.

Estoy muy agradecida y todos los días le doy gracias y me aclamo a la M. Mª Isabel. Gracias, M. Mª Isabel del Amor Misericordioso por todo lo que me ha ayudado”.

Mª L.V.
17 de febrero de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Yo conocí a la Sierva de Dios, y a ella le encomiendo todo, para que me alcance las gracias del Señor que necesito. Así lo he hecho, cuando mi hija tuvo un problema ginecológico, con riesgo de que los tumores fueran malignos. Realizados los estudios requeridos, el resultado ha sido negativo.

Deseo dar mi testimonio y agradecer a Madre María Isabel del Amor Misericordioso el favor que he recibido del Señor, por su intercesión. También, envío un donativo para los gastos de la Causa de canonización, como muestra de gratitud”.

Mª Luisa, Vda. de Francisco Penedo.
21 de febrero de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Una amiga mía tenía muchos deseos de tener hijos. Había tenido varios abortos naturales, y estaba desanimada.

Le aconsejaron un método por el cual le aseguraban que llegaría a buen término el embarazo. El método era la fecundación “in vitro”. Ella no sabía bien en qué consistía, pero, con el deseo de tener hijos dijo que sí.

Me comunicó lo que iba a hacer; yo comencé a invocar a la Madre María Isabel del Amor Misericordioso, para que no llevara a efecto esto que no era de Dios.

Un día me llamó por teléfono para vernos y hablar. Yo no sabía que ya se había sometido a aquello, y seguí rezando con confianza.

Al día siguiente, cuando nos vimos, me dijo que el día anterior había ido al hospital a someterse a este método, y que cuando los médicos lo intentaron no pudieron realizarlo, por más que lo intentaron. Ella decía que había ido medio engañada, que no se lo habían explicado bien. Después de la experiencia comprendía que Dios no lo quería aquello, y que no volvería a intentarlo, por más que el médico le había dicho que volviera a intentarlo.

Yo vi claro la intercesión de la Sierva de Dios, Madre María Isabel, a quien yo había acudido con confianza, pidiéndole que no permitiera que se realizara, que tuviera un bebé de esta manera. Doy gracias a Dios y a la Madre María Isabel por haberme escuchado, y quiero dar testimonio de esta gracia tan grande”.

T.M.A.
9 de marzo de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Me encomendé a la Madre María Isabel del Amor Misericordioso ante un problema de salud de mi marido. Un problema grave en la piel que requiere un tratamiento constante y nos hace sufrir.

Pasé la reliquia de la Madre María Isabel por las zonas más afectadas del rostro y quiero agradecer su intercesión, puesto que está mucho mejor y más animado.

Doy gracias al Señor por la gracia recibida”.

Matilde Coloma. La Torre de les Maçanes.
4 de mayo de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Mi sobrina, el verano pasado, se notó un bultito sobre el pecho y fue al médico. Y, después de hacerle las pruebas pertinentes, dijeron que eso no era cáncer de mama, pero que fuera al Hematólogo, porque pensaban que se trataba de alguna afección en la sangre. Pasados unos días se presentó a la cita de hematología y le diagnosticaron cáncer en las células. Le aplicaron tratamiento de quimioterapia durante tres meses, aplicado directamente a la médula.

Ante esta situación de mucha preocupación por ser mi sobrina tan joven y madre de tres niños pequeños, llamé a las Carmelitas Descalzas de Algorós, para que la encomendaran a la Madre Mª Isabel. Me mandaron una reliquia y estampas para hacer la novena. Mi sobrina se pudo la reliquia junto al bultito y la hemos estado encomendando toda la familia y las Hermanas.

En la última consulta de marzo pasado, el médico le dijo: estás limpia; estás curada.

En gratitud a la Madre Mª Isabel doy mi testimonio”.

C.C.M.
4 de mayo de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Rvda. Madre Priora:

Les escribo esta carta para que la publiquen si lo tienen a bien.

El pasado mes de febrero, recibí un duro golpe, al notificarme que a una de mis nietas de 13 años le habían detectado un tumor en un ovario. En ese momento se me vino el mundo encima.

Mi primera reacción fue acudir a la Cueva de San Pascual Bailón y pedirle a una de mis hijas que me llevara al convento de Elche para pedirle a la Madre Mª Isabel que intercediera por mi nieta, pues yo he tenido la gran suerte de conocerla personalmente y hablar muchas veces con ella.

Así lo hicimos, el domingo 12 de febrero acudimos a misa en el Convento, hablamos con la Rvda. Madre Mª Antonia, que nos prometió rezar por ella y pasamos directamente a pedirle a la Madre Mª Isabel, y se lo pedí hablándole como tantas veces había hablado con ella.

El 17 de febrero la operaron para extirparle el tumor, y hoy, sin necesidad de darle quimioterapia, se encuentra perfectamente y sólo tiene que seguir con controles periódicos”.

L. López. Monforte del Cid.
5 de mayo de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Mi hijo se le quedaron suspendidas las matemáticas de 2º de Eso. Después de ir a un repaso y prepararlas bien, era un milagro aprobarlas. Rezamos a Madre María Isabel del Amor Misericordioso, y el milagro ocurrió. El 5 de julio, a las 10 de la mañana, me dijeron que estaba aprobado”.

Gracia Mª Hidalgo. Polinya de Xúquer.
Julio de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Rvda. Madre:

Hace tiempo que quería contar nuestra vivencia.

Tras nuestro matrimonio, mi esposo y yo deseábamos formar una familia, pero pasó un año y no lo lográbamos.

Acudimos al médico, y comienzan a hacernos pruebas, y para sorpresa de todos, todos los resultados eran favorables. Estábamos sanos y yo podía quedar embarazada sin problema.

Transcurre otro año y medio más, y mi suegra nos facilitó su boletín y una reliquia, que confiáramos en el Señor y en su infinita bondad, que todo llegará.

Tanto mi esposo como yo confiamos nuestras oraciones y realizamos varias novenas a la Madre María Isabel.

Pues bien, como unos 6 o 7 meses más tarde, quedé embarazada. El transcurso del embarazo fue correcto y hoy, gracias a Dios y a la Madre María Isabel, tenemos un niño precioso y sano, que ya comienza a caminar. La alegría de nuestro hogar.

A día de hoy, seguimos dando gracias cada día.

Reciban un fuerte abrazo a toda la Comunidad”.

Una fiel creyente.
26 de julio de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“En agradecimiento a la Madre María Isabel por el feliz nacimiento de Pedro, mi nieto. Nuestra familia ha visto vuestras oraciones y la intercesión de la Madre Mª Isabel”.

Mª Luisa Rocamora. Aspe.
15 de octubre de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Estimada Madre Superiora: Ante un hecho ocurrido hace unos días no debo permanecer callada por más tiempo.

A principios de año, se me diagnosticó un carcinoma escamoso en la piel del cuero cabelludo, de dimensión considerable, 7 x 5,5 cm, del que fui operada el 13 de marzo de este mismo año 2017. En esta operación me hicieron un injerto del muslo derecho a la cabeza, pues la herida era grande y lo necesitaba. Me salieron unas úlceras, las quemaron, y las heridas eran bastantes. Por eso, al volver a consulta, el doctor me dijo de operarme de nuevo.

Mientras tanto, el día 12 de julio siguiente, escribí a una hermana de esa Comunidad, informándole sobre mi salud, la cual me mandó estampas de la Madre María Isabel, pero ninguna con reliquia.

Como se acercaba la fecha de la intervención quirúrgica, para hacerme un nuevo injerto en la cabeza, volví a escribir a esa Comunidad, con fecha 20 de octubre, pidiéndoles una reliquia de la Sierva de Dios. La hermana con la que tengo amistad, me envió una, y me dijo que me la pasara por la cabeza, por la zona enferma. Y así lo hice al recibir la preciada reliquia.

Les tengo que decir, además, que antes de recibir la reliquia, tomé la costumbre, todos los días, de saludar a la Madre María Isabel, y darle los “buenos días” a ella cuando se los daba a mis seres queridos. Después, como he dicho antes, me pasaba la reliquia por el sitio enfermo, y rezaba la oración, esperando que la Sierva de Dios intercediera ante el Señor.

El día 24 de octubre, a las 7 de la mañana, más o menos, recé Laudes y me pasé la reliquia de la Madre Mª Isabel por la cabeza, confiando en que la Sierva de Dios me iba a ayudar. Y, a las 8:30h, como estaba programado para la nueva intervención, fui con mis sobrinos al Hospital de Alicante. Me estaban preparando para llevarme a quirófano, teniendo ya la vía puesta. Se acerca el Dr. Guijarro, me coge la cabeza, me quita el apósito que llevaba sobre la zona enferma, y, a los pocos minutos, dice: “Está curada”. Ante tal afirmación, se acercaron las enfermeras y otro doctor. Una enfermera dijo: “Es un milagro”. Me preguntaron qué había hecho, y les dije que rezar mucho, y pedirle a muchas personas que rezaran por mí y por el doctor. El otro doctor que se acercó, dijo de hacerme una punción, pero el Dr. Guijarro dijo que no hacía falta.

Cuando salí, junto a mis familiares, iba como en una nube; abrí los brazos y toda emocionada, dije: “Estoy curada, es un milagro”. Y, por primera vez vi cómo los enfermos de oncología, que esperaban su turno, empezaron a aplaudir. Mi familia me abrazaba y lloraba de emoción. Este mismo día me dieron el parte de alta en el servicio de quirófanos, cirugía sin ingreso: “La lesión del cuero cabelludo ha mejorado y ahora no sugiere malignidad. No realizamos extirpación”. Les envío fotocopia del mismo.

Cuando se tiene fe en el Señor no hay nada imposible, ÉL lo puede todo. Estoy muy agradecida a la Comunidad que me ha acompañado con su oración a la Madre Mª Isabel, pidiendo mi curación.

En el rezo de Laudes, sigo pidiéndole a Madre María Isabel. Estoy segura que ella ha intercedido mucho ante el Señor.

Saludos a la Comunidad. Cariñosamente”.

Lolita.
26 de octubre de 2017

N.B.- La expresión “Es un milagro”, tanto por parte de la enfermera como de Lolita, se ha de entender como fruto justificado de sorpresa y de emoción por un hecho inesperado. En nada pretenden adelantarse al juicio que deba emitir la Iglesia.

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Me llamo Alejandro, y quiero dar mi testimonio de la gracia recibida por mediación de la Sierva de Dios, Madre María Isabel del Amor Misericordioso.

Después de años de casados, mi esposa y yo no teníamos descendencia. Deseábamos que el Señor nos concediera hijos, pero no llegaban.

Una mañana, acompañé a un sacerdote que iba al Monasterio del Espíritu Santo de Algorós a celebrar la Santa Misa a las Carmelitas Descalzas.

Al acabar la Santa Misa, el sacerdote, dirigiéndose a las monjas, me presentó como el director de Cáritas de la Parroquia del Salvador de Elche. Y añadió que rezaran por mi esposa y por mí, para que el Señor nos diera hijos.

Las monjas accedieron gustosas a encomendar esto a la intercesión de la Madre María Isabel del Amor Misericordioso. También nosotros orábamos para que nos fuera concedida esta gracia.

Aunque pasó más tiempo de lo que era nuestro deseo, por fin el Señor nos dio la alegría a mi esposa y a mí de esperar un hijo. El pasado mes de septiembre nació nuestra hija, Irene, sana y muy linda, que ha alegrado nuestro hogar. Damos gracias al Señor que, por intercesión de la Sierva de Dios, Madre María Isabel, hemos obtenido del Señor el tener una hija”.

Alejandro Ruiz Torres. Elche.
31 de octubre de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Quiero dar mi testimonio de lo cercana que es para mí la Madre Mª Isabel del Amor Misericordioso, a quien encomiendo todas mis cosas, especialmente las más difíciles que no tienen humana solución. Además, este escrito es para contar la gracia que la Sierva de Dios me ha hecho. La refiero a continuación.

El pasado día 16 de julio, acudí, como en años anteriores, a la Solemne Eucaristía que en honor de la Virgen del Carmen se celebra en el Monasterio del Espíritu Santo, de Algorós. Esta vez, tenía algo que confiar a mis queridas amigas, las monjas Carmelitas Descalzas. Algo para mí muy importante.

Acabada la Eucaristía, pasé al locutorio, junto a otras personas, para el saludo a las monjas. Primeramente, cuando me dejaron libre acceso a la reja, dije a la Madre Priora que tenía un problema, que estaba enferma, que me habían detectado un cáncer que no tenía operación. La Madre me dijo que confiara en el Señor, que lo iba a superar, que lo iban a encomendar al Señor, por mediación de la Madre María Isabel. En el saludo que siguió a otras hermanas de Comunidad, fui diciendo lo mismo, y que lo iba a superar, pues lo estaba encomendando a la Madre Mª Isabel. Todas las hermanas tuvieron para mí palabras de cercanía y de aliento cristiano.

Fueron pasando los días, manteniéndome en comunicación con el Monasterio. Cuando ya me hicieron todas las pruebas pertinentes, se fijó la fecha para comenzar el ciclo de quimioterapia. Pero, antes, quise saludar personalmente a mis amigas, las monjas de Algorós. Fui al Monasterio con una de mis mejores amigas. Esta vez, fui más explícita sobre mi enfermedad. Tenía un cáncer de pulmón, que no era operable. Me lo habían detectado providencialmente, pues al tener que operarme un dedo de la mano vieron en la radiografía de tórax que se suele hacer, que aparecía algo en el pecho. Fueron indagando, hasta dar el informe definitivo.

Lo he pasado muy mal, pero pude terminar el tratamiento. Y, el día 24 de octubre hablé con la Madre Priora, comunicándole que había ido a consulta tras las últimas pruebas y que la oncóloga me había dicho que el cáncer de pulmón había desaparecido, que ya no tengo cáncer. Que estoy limpia.

También le dije a la Madre Priora que, aunque me han dado el tratamiento y estoy buena es por la gracia que me ha concedido la Madre María Isabel, pues esto se lo he encomendado a ella y sabía que no me iba a fallar, que no me iba a defraudar.

Doy gracias al Señor, pues estoy muy contenta de que no haya fallado la intercesión de la Madre Mª Isabel”.

Mª José Torres. Elche.
1 de noviembre de 2017

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

 

1987 1988 1989 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018