“Desde que conocí a la Sierva de Dios, Madre María Isabel del Amor Misericordioso, le encomiendo todas mis dificultades. Teniendo mi hijo que presentarse a un examen muy difícil para subir de categoría, le supliqué que intercediera en su favor. Todo salió favorablemente que dando muy contentos toda la familia.

Le doy gracias todos los días por este favor concedido y lo publico para la Gloria de Dios y la pronta canonización de la Sierva de Dios”.

F.C.P.
1 de abril de 2018, Día de Pascua

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Mi esposa Zaida y yo queremos dar agradecido testimonio del favor que el Señor nos ha concedido a través de la Sierva de Dios, Madre María Isabel del Amor Misericordioso.

Mi madre, un día que fue a visitar a las Carmelitas Descalzas de Algorós, le dijo a la Madre Priora que su hijo Andrés y su esposa, después de varios años de matrimonio, deseaban mucho tener hijos, pero, por ahora, no venían. Y que rezaran por nosotros al Señor. La Madre Priora le dijo que lo iban a encomendar a la Madre María Isabel, por cuya intercesión ya habían venido al mundo unos mellizos, niño y niña. Al poco tiempo, mi esposa Zaida quedó en estado, alegrando, en esperanza de paternidad nuestra vida.

En el tiempo oportuno, supimos que íbamos a ser padres de unos mellizos, niño y niña. El embarazo de mi esposa fue normal y el parto de nuestros hijos, también normal, y sin complicaciones.

Nuestros hijos, Darío y Zaida, están sanos, son muy alegres, y nos han hecho muy felices.

De todo ello, como hemos dicho, queremos dar gracias al Señor; y a las Carmelitas Descalzas que nos encomendaron y encomiendan a la intercesión de la Sierva de Dios, Madre María Isabel de Amor Misericordioso”.

Andrés y Zaida.
22 de abril de 2018

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Ante todo quiero darles las gracias por interceder por nosotros ante el Sagrario y en sus oraciones de cada día, así como dais testimonio de que por la intercesión de la Madre Isabel del Amor Misericordioso a fecha de hoy les estoy escribiendo desde nuestra nueva casa. Llevábamos desde agosto intentando vender la casa, el piso que teníamos, y no había manera. Había pocas visitas y las que venían no acababan de poder comprar, ya fuera por una cosa u otra, A unos 15 días de la fecha tope en que para salir del paso nos hubiéramos tenido que meter en dos créditos, ya que habíamos comprado sin vender aún, hablé con la Madre Joaquina y le pedí oraciones de la Comunidad de Piedrahita para que eso no pasase.

La Madre me dijo que iban a pedírselo a la Madre Isabel y que yo también lo hiciera, y por intercesión de la Madre Isabel en el cielo y las hermanas vendimos el piso en 10 días. Para mí un milagro. La Madre Isabel intercedió y los compradores “milagro” nos compraron el piso. Pues no solo lo compraron, sino que nos dieron 45 días más después de la venta para permanecer en el piso en precario. Y eso ya en estos tiempos no lo hace cualquiera. Nos dijeron que para ellos, siendo dos, era más fácil que para nosotros con tres niños y mis padres ya mayores que viven en casa. Así que no solo fue la venta, sino los compradores. Milagros de Dios”. […]

Marta. Madrid.
7 de mayo de 2018

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Me llamo Cristina, y, el pasado año yo estaba embarazada del que iba a ser nuestro segundo hijo, Jhon. Al quinto mes del embarazo, el niño estaba tan encajado que me producía contracciones, como para nacer. Me ingresaron y trataron de parar esta delicada y peligrosa situación.

Más tarde, el niño empezó a tener taquicardias, y no podían parar, y tuve que quedar ingresada de urgencias. Me pusieron medicación, para evitar las taquicardias. Fue entonces cuando pedimos a un sacerdote amigo nuestro que llamara a las carmelitas descalzas de Elche para que rezaran por mí y por el niño, poniendo como intercesora a la Madre Mª Isabel del Amor Misericordioso.

Estuve en reposo tres meses y después todo fue bien. Nació sin problemas, a los ocho meses. Ahora es un niño normal, precioso, desarrollado y alegre”.

Paul y Cristina. Alicante.
junio de 2018

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Agradezco una gracia concedida por intercesión de nuestra querida Madre María Isabel del Amor Misericordioso; sucedió que a mi madre la operaron de una pierna, que tiene bastante mal. Desde hacía algunos días tenía molestias y fue a médico. Éste le dijo que tenía una fuerte infección y que podía tener graves consecuencias, que acudiera a urgencias cuanto antes. La pierna empezó a hinchársele; cuando nos llegó la noticia, la encomendamos en la novena a Madre María Isabel, y, cuando mi madre fue a urgencias, la doctora le dijo que la infección había desaparecido, que ya no tenía nada. Fue un hecho inexplicable.

Gracias, Madre María Isabel”.

Aurora Molina. Zarcilla de Ramos (Lorca).
Julio de 2018

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Mi familia y yo queremos agradecer y dar las gracias a Dios y a las Madres Carmelitas Descalzas, y hacer constar que ante una situación difícil de salud de mi hermano, donde la medicina no aseguraba nada, debido a la gravedad que corría la intervención quirúrgica, todo salió mejor de lo esperado, incluso fue un éxito.

Reitero mi agradecimiento a toda la familia del Cielo (encomendamos a Dios por
intercesión de Madre Mª Isabel este caso) y todas las personas que nos han ayudado con su cariño y oración”.

Rocío. Ávila.
25 de julio de 2018, Festividad de Santiago Apóstol

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“Con mucha ilusión quiero expresar la gracia que me ha sido concedida, por intercesión de la Madre María Isabel, de quedarme embarazada y dar a luz una niña maravillosa y muy especial, que se llama Lucía.

Encomendé mis oraciones a la Sierva de Dios y mis deseos y plegarias fueron escuchadas. Ha sido una gracia muy grande, ya que no esperaba poder tener familia. Estamos muy contentos de habernos encomendado a la Madre Mª Isabel y que nos haya escuchado”.

Trini Beltrá. Gandía.
2 de octubre de 2018

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

“UN HERMANITO MUY DESEADO

Año tras año, mi hijo Pablo escribía en su carta de los Reyes Magos que quería “un hermanito de verdad”. El día que le dije que estaba embarazada, se puso contentísimo, y ese mismo día, vino con la reliquia que le habían dado a “su abueli” las monjitas.

Noche tras noche, Pablo venía puntual a mi cama para pasarme la reliquia de la Madre Mª Isabel del Amor Misericordioso y rezar juntos la oración. Al final, siempre decía: “Mª Isabel, que nazca bien mi hermanito y que vaya todo muy bien. Amén”.

Había noches que estaba muy cansado y se acostaba, pero, al minuto, se levantaba y venía a mi cama. -“¡Mamá, que no te he pasado por la barriga la estampita de la monjita!” No se le olvidó ni una sola noche.

Cuando supimos que era un niño, Pablo se puso muy contento, y me dijo: -“Mamá, yo siempre pedía que fuera todo bien, pero por dentro también pedía a la monjita que fuera un chico, aunque tú me decías que eso no se pide. Así que seguro que va a salir también todo genial”.

Bueno, pues ahora tocaba elegir el nombre. Pusimos una bolsa para que en la familia cada uno pusiera un nombre. Pablo dijo cuando estaba escribiendo el nombre: -“No poner Pedro, porque ya lo he puesto yo”. Jajaja. Yo le pregunté: -“¿Por qué has puesto Pedro?” -“Porque así tendremos el santo el mismo día, y cuando seamos mayores nos juntaremos siempre para celebrarlo”. -“Pablo, ¿tú sabías que el papá de la abueli se llamaba Pedro?” -“No, mamá”. -“Pues, sí, mi abuelo se llamaba Pedro. Y, ¿sabes qué? Que me parece muy buena idea que se llame Pedro”.

Llegó el 9 de mayo de 2017, y, por fin, llegó Pedro. La carita de los dos mirándose era preciosa. ¡Por fin Pablo tenía a su hermanito! Me decía que no se lo creía, que parecía un sueño. -“Ves mamá cómo la madre Mª Isabel ha hecho que saliera todo bien”.

Pedro ya tiene 16 meses y todavía Pablo me dice muchísimas veces: “¡Qué bonito es mamá! Es tan bonito porque yo se lo pedí a la monjita”.

Pablo y Nieves. Aspe.
15 de octubre de 2018

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

1987 1988 1989 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019