Testimonios

“Querida Madre Mª. Antonia y Comunidad, el otro día me sentí mal, con mucho dolor de cabeza en el lado derecho y el ojo me lloraba mucho. Me tomé un analgésico y me tumbé, esperando se pasara. Yo ya hace mucho tiempo tuve un desprendimiento de vítreo y se quedó una gelatina negra, dando vueltas por el ojo derecho. Me hago todos los años la renipatía y sale bien.

Estaba tranquila, pero el dolor no se iba. Yo siempre, por cualquier cosa, le pido a la Madre Mª Isabel que me ayude a superarlo, aunque, la verdad, siempre la llevo de compañía. Así se lo pido y creo que así es.

Al tiempo el dolor no remitía. Yo repetía: “Madre, que me pase. Se necesita todo, pero los ojos… Madre, ayúdeme”. Entonces, llamé al 112. Le dije qué me pasaba. Llegó una ambulancia muy rápido, y al ver el ojo como estaba, dijeron: “A urgencias de Aspe, no: al Vinalopó”. Estaba el ojo muy mal. Me atendieron muy rápido. Tenía la tensión alta, el azúcar alto; y la moral, por los suelos. Yo sólo repetía: “Madre, en ti confío, con la ayuda de Dios”. Así llegó el resultado: que tenía que verme el oftalmólogo. Que fuera a casa, con reposo absoluto; unas gotas, pues el otro día era fiesta y no había consulta. Me trajeron a casa, y el día 30 del mismo mes fui al Vinalopó, y estuvieron viendo el ojo. Me hicieron muchas pruebas. Yo noté que la sombra negra no la tenía en el centro del ojo, noté que se desprendió y se puso en el lagrimal. Se lo dije a la doctora, y, mirando, no había nada. Se había reabsorbido. No había afectado el ojo, y la médica no se lo explicaba.

Todo salió bien. Tengo la visión bien. No me han cambiado los cristales, y la mancha no está. Creo firmemente que la Madre Mª Isabel y Dios, nuestro Señor, no me abandonarán.

Aún no me lo creo. No veía por ese ojo, esa mancha se había parado en el centro; estoy aún alucinando cómo la fe mueve montañas. Porque fue eso: mi fe en la Madre y que todo saldría bien. Ahora, ya pasado el susto, se lo relato para si tienen a bien publicar esta gracia que me ha concedido, y que siempre la tengo en mi corazón y en mi recuerdo, que subió al cielo el día de mi cumpleaños.

Un abrazo a toda la Comunidad”.

Nieves García
3 de mayo de 2019

✿❀♣✿❀♣✿❀♣✿

 

1987 1988 1989 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019